Saltar al contenido

Aprende cómo afilar cuchillos en casa

cómo afilar cuchillos en casa
Aprende cómo afilar cuchillos en casa
Valora este artículo

Es inevitable que al utilizar estos cuchillos con el tiempo empiecen a perder el filo que antes tenía. Para algunos esto, en casa resulta algo frustrante principalmente porque cuando empiezas a trabajar y a realizar los cortes el elemento de cocina falla, es decir, no corta adecuadamente. Por ello, saber cómo afilar cuchillos en casa es esencial conocerlo para evitar cualquier molestia en estos momentos tan incomodos.

No obstante, algo que debe tener en cuenta es que siguiendo una serie de pasos esenciales así como la utilización de algunas herramientas se puede corregir el filo de estos cuchillos, solucionando cualquier tipo de problema que tenga que ver con el mismo. Estas soluciones pueden ser prácticas y manuales, lo que significa que se pueden aplicar algunos procesos que son más largos que otros, pero lo importante es que al final el cuchillo tendrá filo.

Como afilar cuchillos es esencial para poder mantener nuestros utensilios de cocina en perfecto estado y para poder utilizarlo posteriormente. Como bien se sabe, la vida útil de todos estos utensilios puede llegar a su fin, sin embargo, con el correcto mantenimiento se pueden extender hasta un tiempo limitado.

Cómo afilar cuchillos – Afiladores manuales y eléctricos

Son muchas las personas que continuamente consultan como afilar cuchillos principalmente porque desconocen que es natural que éstos comiencen a perder el poder de corte que tuvieron en un principio. No te preocupes, a continuación podrás conseguir toda la información que necesitas para poder mantener sus cuchillos bien afilados.

Lo importante ante todo, es que adquieras el compromiso de que obtendrás la herramienta que necesitas para ayudar a afilar los cuchillos con mayor precisión, eso significa que requerirá menos esfuerzo y obtendrás mayor seguridad.

Antes de conocer como afilar los cuchillos debes manejar la información del porque estos se desafilan. Principalmente el uso diario en la cocina desgasta el filo del cuchillo, aunque todo esto depende de la marca y del material con el que está hecho.

La duración del afilado pueden depender de la calidad del acero, tal como lo mencionamos anteriormente, esto también dependerá del uso al cual se someta el utensilio de cocina. De manera resumida, los principales motivos por los cuales un cuchillo se pueden afilar, dañar o llegar a su fin de vida útil, son los siguientes:

  • En principio por cortar superficies inadecuadas, como por ejemplo otros metales, madera, plástico, etc.
  • También por ejercer demasiada presión lateral sobre la hoja del cuchillo.
  • Corrosión debida a un químico como por ejemplo el ácido del limón, pero también de otros alimentos como lo son el tomate.
  • El sometimiento a temperaturas demasiado elevadas, como por ejemplo ocurre con el lavavajillas.
  • Mellarse chocando con la hoja que contiene a otro cuchillo, lo que con el tiempo empieza a desgastarlo.

Es importante que antes de tomar la decisión de afilar los cuchillos, visualices correctamente la hoja. Esto se hace por varias razón, principalmente porque si observas alguna hendidura entonces deberás utilizar un afilador profesional, lo que significa que es una herramienta eléctrica, o incluso manual pero que debes adquirirla en el mercado. No obstante, si no notas nada extraño, entonces puedes aplicar los métodos caseros.

Aprende a afilar cuchillos en casa – Técnicas sencillas

Para poder afilar un cuchillo sólo debe tener en cuenta que debes desgastar el mismo, ya que este es el método de afilado que se realiza en casi todos los casos. Cabe destacar que después del afilado, se debe perfilar el cuchillo para poder pulir cualquier tipo de imperfección que exista en este. Posteriormente, tendrás un acabado pulido.

En general para poder realizar las distintas fases mencionadas con anterioridad, se utilizan las piedras de los afiladores manuales, que en general son hechos de diamante o de cerámica, que resulta realmente útiles para poder desgastar la hoja del cuchillo, o incluso para poder perfilarla.

Si aún te preguntas como afilar cuchillos, en realidad la respuesta es bastante sencilla, y en casa lo puedes hacer de manera simple, basta con que pongas a prueba alguno de los varios métodos existentes como por ejemplo aquellos que requieren de una mayor o menor destreza entre los cuales se mencionan: Afiladores manuales y eléctricos, afilado del filo con chaira, afilado con piedra, y afilado profesional.

Al momento de afilar cuchillos haciendo uso de afiladores manuales, sólo basta con que tomes la hoja del cuchillo y la coloques en las aberturas que tienen estos afiladores y comiences a pasar el cuchillo trayéndolo hacia ti.

El primer paso es pasar el cuchillo por el grano más grueso, esto permitirá descartar la hoja del mismo y al mismo tiempo te permitirá recuperar el ángulo de la hoja. Por otro lado, eliminarás las imperfecciones que pueda tener el utensilio de cocina. Finalmente, el cuchillo se pasará por la abertura más fina, que en general se encuentra diseñada en cerámica, ya que su objetivo es perfilar la hoja y pulirla.

Si te adentras en el mercado actual, podrás notar que existen afiladores manuales y eléctricos, y estos pueden ir desde versiones de bolsillo hasta aquellos que son más robustos y amplios. Sin embargo, todos tienen el mismo sistema de afilado.

Después del proceso de afilado con el afilador manual, debes tomar el cuchillo y limpiarlo con un paño objetivo suave, y esto se hace principalmente para que puedas eliminar cualquier tipo de viruta que haya quedado en la hoja del cuchillo.

Afila los cuchillos con piedras de manera sencilla

A pesar de que utilizando un afilador manual puedes conseguir el filo del cuchillo tanto como lo deseas, también puedes utilizar una destreza superior para aplicar un método que requiere un poco más de práctica.

Utilizando dos piedras podrás lograr afilar tu cuchillo de cocina, con la primera piedra podrás patear la hoja del cuchillo, con esta lo desgastarás lo suficiente para que recobre el ángulo apropiado, mientras que con la otra piedra podrás afilarlo. También puedes utilizar una tercera piedra para que puedas darle una mejor terminación a la herramienta.

Finalmente, si deseas afilar los cuchillos, nada como utilizar los métodos manuales, con los cuales podrás ahorrar mucho dinero sin necesidad de utilizar afiladores costosos. Aunque, si tu presupuesto te lo permite, podrás disponer de mejores herramientas para lograr un acabado perfecto.