Saltar al contenido

Aprende cómo lanzar cuchillos de una manera segura

lanzar cuchillos de manera segura
Aprende cómo lanzar cuchillos de una manera segura
Valora este artículo

Cuando se trata de como lanzar cuchillos, cómo su nombre lo indica, se debe aprender hacerlo para lanzarlos de una forma eficaz. Cabe destacar que estos implementos son diferentes a los cuchillos de cocina, es por ello que, para poder hacer esta actividad es importante que aprendas cómo lanzarlos de una forma. Segura

Cabe destacar que actualmente en el mercado te puedes topar con distintos tipos de cuchillos, y si tienes alguna película o lanzador a quien admirar, como por ejemplo Bill el Carnicero, o incluso el conocido William Wallace, nada mejor que ponerse manos a la obra para que puedas aprender a lanzarlos tanto como lo hace estos legendarios lanzado.

Algo importante que debes tener en cuenta es que tienes que ser cuidadoso, ya qué se trata de una actividad en la cual corres cierto riesgos, y es por eso que, tienes que tomar el cuchillo apropiadamente y empezar a seguir las instrucciones.

Cómo lanzar cuchillos – Debes prepararte para el lanzamiento

Para esto no es nada difícil sólo debes elegir el cuchillo que vas a lanzar, aunque en el mercado te puedes encontrar con distintos tipos, existen 3 ideales y buenos que puedes lanzar ya que están preparado específicamente para esto.

Lo primero que debes tener en cuenta de acuerdo a lo anterior es aquellos que son pesados en la hoja, o incluso los que son pesados en su empuñadura pero que también están debidamente equilibrados. Los cuchillos que tienen un peso determinado en la hoja y en la empuñadura, son los que mejor se utilizan para poder ser lanzados, principalmente cuando nunca antes lo habías hecho. Esto se debe a que se encargan de rotar de una manera sencilla al momento de lanzarse, con lo cual puedes atinarle al blanco de una manera más fácil.

Debes tener en cuenta que al momento de lanzar estos cuchillos, tienes que lanzar la parte Pesada. Principalmente te darás cuenta que al lanzar la pesada del cuchillo, vas a lanzar la hoja primero, esto sería una de las mejores opciones.

Si lanzas un cuchillo que tiene determinado peso en su empuñadura, entonces debes lanzarlo por la hoja, de manera que se pueda rotar adecuadamente y quedar grabados en el blanco.

Por otro lado, debes tomar el cuchillo con la mano que mejor domines de tu cuerpo. Si bien los lanzadores expertos desarrollan sus técnicas de agarre debido a la experiencia, recordemos que en tu caso eres un principiante por eso te encuentras leyendo cómo lanzar cuchillos, y aquí te indicamos que existen tres métodos para que puedas tomar este elemento convencionalmente.

Todo depende del estilo del cuchillo aunque también de tus preferencias personales. Lo que debes tener en cuenta es que en todo momento tienes que agarrarlo de manera firme, ya que se trata de un elemento delicado y es por ello que tienes que tener seguridad en cualquier estilo de agarre.

Si lo agarras exageradamente podrás obstaculizar el movimiento de rotación al momento de lanzarlo, y si lo agarras de una manera muy débil, el cuchillo puede salir de tu mano de una forma prematura, lo que significa que puedes lastimar a alguien.

Ten en cuenta el tipo de agarre antes de lanzar tu cuchillo

Debes tener en cuenta los tipos de Agarre, para ello puedes practicar el agarre de martillo. Para esto toma la empuñadura del cuchillo agárralo como si fuera la de un martillo, esto significa que colocaras la empuñadura sobre la palma de tu mano, eso sí, debes tener en cuenta colocarla cerca de tus nudillos. Se trata de un agarre útil cuando aprendes a lanzar cuchillos de doble filo.

Agarré en pellizco, este tipo de agarre se utiliza para agarrar cuchillos que tienen un solo filo. Para ello basta con que extiendas tu mano y la coloques de frente así, y empiezas a mover el pulgar de manera que puedas crear un estilo de pliegue. Posteriormente, con la hoja del cuchillo colocada en la dirección opuesta, colocar el filo en este pliegue, y sólo tendrá 50 mantener la punta alineada con el pliegue del pulgar.

Deberías estar pendiente de colocar el pulgar a un lado de la hoja del cuchillo pero también de todos los dedos, efectuando específicamente el meñique. De esta manera podrás pellizcar la hoja sin necesidad de que esté presionando el filo del cuchillo.

Agarré en pellizco para cuchillos que tienen filo doble. Este Método en comparación con el mencionado anteriormente es utilizado para que puedas tomar el cuchillo de doble filo, para ello deberás tomar la punta del elemento de forma que el pulgar se encuentre cerca de la hoja pero en un lateral, y las puntas de todos tus dedos, deberán encontrarse en el otro lado, efectuando el meñique.

Con este agarre podrás pellizcar sin necesidad de que esté ejerciendo presión sobre el doble filo del cuchillo. No obstante deberás tener en cuenta que este tipo de agarre no permite un lanzamiento muy potente, pero todo dependerá de tus necesidades.

Continuando con el aprendizaje de cómo lanzar cuchillos, debes darle un ángulo al mismo. Esto se hace ya que te permite variar la velocidad del elemento, de manera tal que al volar por el aire lo haga de una forma distinta.

Debes tener en cuenta que si tomas el cuchillo por la empuñadura este tendrá que dar varias vueltas por el aire y al menos una vez para aterrizar de punta, mientras que si tomas el cuchillo por la punta entonces tendrá que girar al menos una vez y media.

Cómo lanzar cuchillos – Prepárate para lanzar el cuchillo

El segundo paso después que hayas aprendido a agarrar el cuchillo, es asumir una postura correcta y esto lo puedes hacer apoyando todo el peso en la pierna dominante, siempre manteniendo el pie que no es dominantes frente a ti, por supuesto, no debes apoyar peso en el mismo.

Posteriormente deberás levantar tu brazo dominante utilizando el agarre que hayas escogido, y esto lo tienes que hacer frente a ti, en forma perpendicular con respecto al piso, luego deberás doblar el codo y empezar a elevar el cuchillo de forma lateral a tu cabeza.

Deberás mantener el cuchillo en una distancia adecuada y segura de tu cabeza, esto se hace para evitar que te lastimes. Procederás a darle un ángulo adecuado al cuchillo hacia arriba, colocando la muñeca recta hasta que termines con la sacudida, es decir, lanzamiento.

Finalmente, deberás liberar el cuchillo de tu mano, para ello solamente dejarás que el cuchillo se deslice sobre la mano soltando el agarre, y esto es sencillo una vez que el brazo se encuentra apuntando hacia el objetivo que deseas, y mientras la muñeca se encuentre recta totalmente.